Receta: Tapa de hamburguesa con queso de cabra y mermelada de tomate

Hoy os traigo una receta muy sencilla de hacer pero con un resultado genial.

Hamburguesa con queso de cabra y mermelada de tomate

Como pasa siempre con un plato de hamburguesa y casi siempre en las tapas, el 95% por cierto del éxito está en la carne y en el pan. En esta receta yo usé unas hamburguesas de ternera buenísimas compradas en un puesto en el Mercado de Ruzafa y un pan de tipo rústico con una miga compacta y dura que queda genial al tostarse.

Espero que os guste.

Hamburguesa con queso de cabra y mermelada de tomate - www.usokeido.com

Ingredientes (2 personas):

  • 2 hamburguesas de ternera.
  • 2 rebanadas de pan rústico.
  • Un rulo de queso de cabra.
  • Mermelada de tomate.
  • Aceite de oliva.

Preparación:

  • Cortamos dos rebanadas gruesas de pan rústico, les añadimos un poco de aceite de oliva por ambas caras y las tostamos en una sartén antiadherente.
  • En una sartén antiadherente y sin aceite asamos las hamburguesas al punto deseado.
  • Cortamos dos lonchas de queso de cabra y lo pasamos vuelta y vuelta por la sartén antiadherente, sin aceite ni nada, durante unos segundos para que se funda ligeramente.
  • Ya sólo queda montar las hamburguesas y el queso sobre las tostadas, añadir un poco de mermelada de tomate encima del queso y servir inmediatamente.

Notas y variaciones:

  • Aunque aquí está preparado como plato principal (iba acompañado de unas patatas fritas) también se puede preparar en un tamaño más pequeño como parte de una comida de tapeo, por ejemplo.
  • Se puede usar cualquier otro tipo de pan: de cereales, de semillas, de centeno… e incluso uno rústico ya cortado y envasado en bolsas de los que venden en los supermercados, pero las rebanadas deben ser gruesas y con una miga suficientemente densa para aguantar el peso del resto de ingredientes.
  • Para una versión más sencilla aún, el pan se puede tostar en una tostadora.
  • Para tostar el queso de cabra yo recomiendo usar la zona de la corteza ya que no se rompe tan fácilmente y facilita el emplatado.
  • Podéis cambiar la mermelada de tomate por vuestra favorita, pero sea cual sea, fundamental al usar mermeladas es tenerla a temperatura ambiente. Si se usa recién sacada de la nevera estará muy compacta y será difícil de untar.

, ,